Semáforo epidemiológico de la Ciudad de México: ROJO (ver mas detalles)

Mensaje de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, durante la videoconferencia de prensa en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Publicado el 20 Mayo 2020

JEFA DE GOBIERNO, CLAUDIA SHEINBAUM PARDO (CSP): Buenos días, el día de hoy les vamos a presentar –después del informe diario– el Programa Gradual hacia la Nueva Normalidad en la Ciudad de México, es una presentación que dura cerca de media hora y, por el día de hoy vamos a dejar las preguntas para mañana, para que pueda procesarse adecuadamente la información que estamos dando el día de hoy y, al mismo tiempo, en los portales del Gobierno de la Ciudad se va a publicar la presentación y un documento más detallado de lo que significa esta situación que vive nuestra ciudad, el Gobierno… lo que ha planteado el Gobierno de la Ciudad de México y cómo esta situación que vive la ciudad, pues es parte de la pandemia que enfrenta nuestro país, y de la pandemia que enfrentamos en conjunto con muchísimos países del mundo.

Entonces, esto es lo que vamos a presentar hoy, les damos el informe primero. Quiero… les damos el informe y luego también les platico cómo fue que fuimos construyendo este programa.

El resumen de casos para el día de hoy, este es el informe que presenta todos los días el Gobierno de México para la ciudad, tenemos 15 mil 283 casos acumulados; 717 en el cambio del último día a… en un día; los casos confirmados activos, 3 mil 32; los sospechosos, 6 mil 973; y lamentablemente, mil 452 defunciones de personas que se les aplicó la prueba de COVID y que lamentablemente fallecieron ya en nuestra ciudad.

Hemos atendido 396 mil 876 usuarios en el sistema SMS y LOCATEL, se han completado 295 mil 86 cuestionarios y se han orientado al 911, 6 mil 783 casos, de los cuales, se han orientado a 538 traslado con ambulancias de la ciudad.

Esta es la situación de pacientes en los hospitales de la Ciudad de México, en las distintas instituciones públicas y privadas, el Instituto Mexicano del Seguro Social, el ISSSTE, la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, los hospitales privados, y al mismo tiempo el CCINSHAE, que consta de los Institutos Nacionales de Salud y los Hospitales Generales que tiene a su cargo la Secretaría de Salud del Gobierno de México.

Son 3 mil 300 personas hospitalizadas y mil 119 personas que están intubadas en este momento en la ciudad por COVID o sospecha de COVID.

Se han recuperado 4 mil 341 personas en los hospitales y 11 mil 734 que estimamos que se han recuperado del diagnóstico clínico que se hace a través de LOCATEL.

Esta es la disponibilidad de camas de hospitalización general en la ciudad, tenemos 25 por ciento –24.4 por ciento– todavía de disponibilidad, como les he platicado, hay un proceso de ampliación tanto de la SEDENA como de los hospitales del CCINSHAE, a partir de la incorporación de ventiladores el día de hoy y el día de mañana.

Y esta es la capacidad instalada de intubación con el porcentaje que aún está disponible en los distintos hospitales de la Ciudad de México, que es el 33.1 por ciento.

Estos son los resultados de las pruebas que se han realizado en la ciudad, aún ahí se está incrementando el número de pruebas que estamos haciendo, y de 21 mil 802 pruebas que se han hecho, el 68.9 por ciento han sido negativas, y aquí la distribución entre sintomáticos y asintomáticos.

Este es el cómo se ha comportado la ocupación y la movilidad en la ciudad, este es en el Sistema de Transporte Colectivo, Metro, seguimos todavía en una reducción cercana al 80 por ciento, entre el 75 y el 80 por ciento; este es el Metrobús. RTP, RTP también tuvo un incremento, hay que decirlo, por el cierre del Tren Ligero de Estadio Azteca a Xochimilco, este es Tren Ligero, que tiene una reducción mayor, por la misma razón. ECOBICI, Trolebuses y el tránsito vehicular del transporte individual, que tuvo un incremento que, si ustedes observan, es un incremento asociado a los días de quincena y, ahora hay una ligera reducción en los últimos días.

Y esta es el tráfico vehicular o el tránsito vehicular por cada una de las alcaldías de la ciudad y cómo se ha comportado.

Para el día de hoy ya son 41 mil 615 microcréditos que se han dispersado; 24 mil 521 espacios de sanitización; y, 9 mil 918 personas que han recibido el apoyo por haber sido diagnosticadas clínicamente por COVID por nuestros médicos de LOCATEL y del 911.

Bueno, vamos a pasar al tema que nos ocupa el día de hoy; están conmigo Pepe Merino y Eduardo Clark, ellos junto con Mariano, de la ADIP, nos ayudaron a concentrar la propuesta que estamos presentando el día de hoy, pero en esta propuesta participaron de manera colectiva todo el Gabinete de la Ciudad de México, secretarios y secretarias, y están presentes: la secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación, el secretario de Movilidad, el secretario de Desarrollo Económico, la secretaria de Salud, la secretaria del Trabajo y el secretario de Obras y Servicios, y también el consejero Jurídico, –si ¿se me olvida alguien?–… el secretario de Turismo, Carlos, también está aquí con nosotros. Adelante.

Bueno, lo llamamos el Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad en la Ciudad de México. Esta es la primera gráfica que presentamos, esta es una ilustración de lo que hubiera pasado en la Ciudad de México –de acuerdo al modelo epidemiológico que hemos desarrollado en conjunto con distintos científicos– si no se hubiera tomado ninguna medida de distanciamiento social y Sana Distancia, podríamos haber llegado a más de 60 mil hospitalizados en la ciudad, lo cual hubiera sido imposible de atender.

Y, en la línea amarilla, está el estimado del modelo que ha desarrollado la Agencia Digital de Innovación Pública en coordinación con distintos científicos bajo la coordinación, obviamente, de Pepe Merino, pero particularmente de Eduardo Clark; la línea amarilla es lo que estamos esperando en la ciudad. Y las líneas moradas es la realidad, es lo que está ocurriendo todos los días, que estamos revisando con las distintas instituciones, del número de hospitalizados que hay en la Ciudad de México conjuntos; es decir, tanto los intubados como los no intubados. Es decir, hemos logrado disminuir de manera muy importante el impacto que hubiera tenido, tanto de hospitalizados como de defunciones en la Ciudad de México con este acuerdo, este plan que hemos desarrollado ciudadanía y gobierno conjuntamente.

Esta segunda lámina es una muestra de dónde estamos el día de hoy –en función de lo que estamos esperando con este modelo que hemos desarrollado–, el número de hospitalizados, que estamos esperando que se siga incrementando hacia finales de mayo y que, a partir de finales de mayo, principios de junio –como lo exprese en otras conferencias junto con ustedes–, esperamos que comience una disminución paulatina, esto, obviamente, si y sólo si seguimos con las medidas de Sana Distancia en la Ciudad de México.

Todos los países del mundo, todas las ciudades del mundo están en este momento frente a la pandemia del COVID-19 en un balance, en un equilibrio permanente entre el derecho a la salud, la posibilidad de tener una cama en un hospital si se enferma gravemente y ha sido contagiado por el virus que provoca el COVID-19 y, el bienestar económico, el bienestar de las familias, y este balance es a lo que llamamos la Nueva Normalidad.

Mientras no haya una nueva vacuna contra el COVID-19 o un medicamento, un grupo de medicamentos que mitigue los casos graves, que evite que lleguemos al nivel de hospitalización que provoca esta pandemia, debemos seguir manteniendo este equilibrio con este proceso que vamos a explicar de semáforos que ha propuesto el Gobierno de México, y que estamos incorporando, pero tenemos que estar permanentemente con este equilibrio. Evitar que se saturen los hospitales, pero al mismo tiempo generar mejores condiciones para que las familias puedan retomar sus ingresos y también la vida social y educativa en la ciudad y en el país. Este balance, repito, no sólo lo enfrenta la ciudad sino, lo enfrenta el mundo entero, y es responsabilidad de nosotros junto con la ciudadanía que este balance lo podamos seguir manteniendo. Hacia una Nueva Normalidad, nosotros consideramos que esta pandemia que vive la ciudad –junto con el mundo entero–, nos va a hacer regresar más fuertes, pero también de una manera distinta; lo vivido en estos meses nos ha hecho reflexionar al mundo entero, pero en particular a nosotros, los que vivimos en esta gran Ciudad de México, a reflexionar, a aprender y también a innovar sobre nuestras actividades, nuestro bienestar y la convivencia urbana que debemos tener hacia adelante.

Vamos a construir juntos una Nueva Normalidad en la Ciudad de México, que esté sustentada en lo que ha sido el origen también del proyecto que encabezamos en la Ciudad de México, que es la innovación y la igualdad de los derechos y una ciudad de derechos; un acceso igualitario a los derechos económicos, políticos, sociales y culturales, con el fin de disminuir las desigualdades, las cuales sólo se hicieron más evidentes en esta emergencia sanitaria.

Así que en este proceso de entrada a la Nueva Normalidad, de convivencia con esta enfermedad, con este virus; estamos, estamos seguros que vamos a ir hacia una convivencia más humana y solidaria como lo ha demostrado siempre la ciudad. Una nueva relación que debemos ir construyendo con el espacio urbano, también una manera distinta de relacionarnos con el medio ambiente, que cause un menor impacto en él, menos viaje, menor consumo de materiales que generan basura y contaminación. Muchas de las videollamadas que hoy tenemos por obligación también son parte de lo que debemos considerar la Nueva Normalidad. El disminuir viajes, el que generemos nuevas condiciones que nos permitan una nueva relación entre nosotros y sobre todo con la naturaleza y los impactos que generamos en el medio ambiente. Una sociedad más justa que privilegie a los más vulnerables y el derecho también siempre a una vida saludable.

Esta es la propuesta que estamos haciendo de semáforo epidemiológico diario de la Ciudad de México, así como los capitalinos, los que vivimos en el Valle de México sabemos que todos los días tenemos un índice de calidad del aire que nos muestra si estamos en un nivel de contaminación o en otro nivel, este semáforo va a ser diario en la ciudad, tenemos que proveer esta información y que todos estemos atentos en qué parte del semáforo estamos.

A diferencia de la contaminación atmosférica que puede variar de una día a otro, estos son más bien periodos que tienen que ver con la ocupación hospitalaria principalmente, en qué porcentaje de ocupación hospitalaria estamos pero al mismo tiempo si vamos en una tendencia a la baja o estamos creciendo en la capacidad hospitalaria y esto tiene que ser tendencias de acuerdo a los expertos de al menos dos semanas.

Entonces, seguiremos en semáforo rojo si continúan incrementándose el número de camas en los hospitales COVID para la Ciudad de México y en coordinación también con el Valle de México y si tenemos una ocupación mayor al 65 por ciento, esto puede cambiar al naranja como lo propone el Gobierno de México, los cuatro colores. Sí tenemos una ocupación menor al 65 por ciento pero además tenemos dos semanas sostenidas de disminución de la ocupación hospitalaria; pasaríamos al amarillo, si hay una ocupación menor al 50 por ciento y dos semanas de tendencia de disminución a la baja, así hasta llegar al color verde que recupera prácticamente todas las actividades que desarrollamos en la ciudad.

Este es un ejemplo, solo un ejemplo de cómo se movería este semáforo, en este momento como ustedes vieron en la gráfica estamos en tendencia creciente, por lo tanto, continuamos en semáforo rojo pero esperamos que en unas semanas podamos -si nos seguimos guardando está Sana Distancia- comenzar a disminuir la capacidad hospitalaria, lo cual nos haría -si nos sostenemos por dos semanas- pasar al naranja, a su vez al amarillo y a su vez hasta llegar al verde.

Esta es la gráfica nuevamente de la situación en la que estamos, entonces como ustedes pueden ver, tenemos hoy, 6 mil 320 camas ocupadas en los distintos hospitales de la Ciudad de México; de las cuales, mil 453 están ocupadas con personas que en este momento están intubadas y la tendencia sigue creciendo. Esta tendencia, nosotros esperamos que disminuya a lo largo de las próximas semanas y todos los días vamos a seguir dando esta información para que la ciudadanía pueda conocer cómo está la capacidad hospitalaria y cuál es la tendencia, si es de crecimiento o es de decremento, de tal manera que podemos ir incorporando a nuevas actividades.

Las medidas de salud pública en todos los casos, en todos los semáforos deben continuar, eso significa el uso de cubrebocas en transporte público y en lugares de grandes aglomeraciones de personas; significa también todas las medidas de sanidad, lavarse las manos frecuentemente, el uso de gel antibacterial, mantener la Sana Distancia, el saludo de manos esto es difícil para nosotros los habitantes de la ciudad y todos los mexicanos y mexicanas, el evitar saludarse de mano, de beso y mantener la distancia de 1.5 metros pero es algo que debemos de seguir manteniendo para poder pasar a los siguientes semáforos y si permanecemos en los siguiente semáforos, es algo que debe de continuar; el estornudo de etiqueta, la limpieza de espacios de trabajo y el hogar y la desinfección constante de superficies con altos niveles de contagio.

Esto es algo importante, estamos estimando que la ciudad estará en semáforo rojo por lo menos hasta el próximo 15 de junio. Como lo anunció el Gobierno de México, aun cuando estemos en semáforo rojo se integran nuevas actividades como actividades sustantivas.

Y estas actividades sustantivas tienen que ver con las actividades que ya habíamos establecido y habíamos publicado y con nuevas actividades que fueron establecidas como minería, construcción, fabricación de equipo y de transporte y algunas otras actividades productivas que estamos hoy evaluando, como sería la producción de cerveza.

Cada una de estas actividades debe tener un protocolo para cada actividad económica con medidas de salud pública en el trabajo, reglas de operación con flujos, distribución de empleados y clientes y señalización para cada uno.

También estamos incluyendo que a partir del 1 de junio vamos a poder abrir algunos parques, algunos espacios públicos; esto tiene que ver con que es imprescindible también para la salud mental, la salud familiar, el que podamos tener un espacio en donde poder salir a caminar; esto significa no hacer fiestas en estos lugares, sino sencillamente lugares en donde podamos desarrollar actividades físicas con Sana Distancia, pero que podamos salir a la calle siempre con un porcentaje menor a la capacidad, que eso tiene que ser vigilado no solamente por el gobierno, sino también por los habitantes de la ciudad de manera responsable como lo hemos hecho hasta ahora.

Este es un detalle que no voy a leer cada uno de los temas, sino en términos generales de lo que estamos estimando; como ustedes pueden ver en la parte de arriba se sobreponen los colores porque no estamos, esta no es una ciencia exacta y depende mucho del comportamiento responsable que tengamos en la ciudad de todos los habitantes y, al mismo tiempo, de cómo se va comportando la capacidad hospitalaria.

Entonces hasta el 15 de junio es esta situación, pero probablemente del 15 al 30 de junio puedan entrar el naranja y también algunas actividades del amarillo, en julio, en agosto y en septiembre.

Como ustedes pueden ver dividimos en actividades laborales, de gobierno, educación, espacio público, personas vulnerables y una actividad muy intensa que va a desarrollar el Gobierno de la Ciudad, en coordinación con distintos sectores, de seguimiento epidemiológico de la población.

En la primera columna está el rojo, en la segunda el naranja, en la tercera el amarillo y en la cuarta el verde; entonces las actividades laborales van a depender si estamos en semáforo rojo, en semáforo anaranjado, en semáforo amarillo o en semáforo verde.

Entonces, en semáforo rojo son actividades esenciales, como ya dijimos, las que incorpora el Gobierno de México y algunas otras actividades que consideramos importantes, por ejemplo, la venta de bicicletas porque estamos planteando que el uso de la bicicleta puede incrementarse o puede promoverse o lo vamos a promover entre el rojo y el amarillo para poder tener la Sana Distancia en el transporte público. Pero al mismo tiempo algunas otras actividades productivas, como la producción de cerveza, que se abrirían a partir del 1 de junio, todo con protocolos, necesariamente.

De igual manera cuando pasemos al naranja se abrirán horarios y días de trabajo escalonados con distintos protocolos que vamos a estar trabajando; restaurantes y hoteles en un porcentaje de aforo; servicios religiosos también en un porcentaje; cines y teatros, etcétera, etcétera. Entonces, no lo voy a detallar, pero esto está disponible para todos, para que conozcan cuales son con detalle las distintas actividades que se van a ir abriendo en la ciudad.

El programa “Hoy No Circula” temporal seguiría manteniéndose hasta que estemos en el color naranja, esto siempre podemos estar a revisión de acuerdo con la capacidad hospitalaria y el comportamiento de todos los ciudadanos; que también el gobierno, como siempre, está a evaluación de los ciudadanos, pero entre todos como lo hemos planteado desde el principio vamos a actuar de manera responsable.

Nuestro sistema SMS se mantiene y el apoyo también a las personas que sean diagnosticadas con COVID-19 de manera, a distancia por los médicos, de manera clínica y de igual manera vamos a ir explicando cómo va aumentando el número de acciones también que estamos tomando para vigilancia epidemiológica en la Ciudad de México.

Nuestro lema en la ciudad es “Innovación y Derechos” y estamos planteando que el regreso también va a ser con Innovación y Derechos, siempre las crisis son también oportunidades para innovar, para inventar nuevas soluciones y pensar más allá de esquemas tradicionales.

¿Cómo innovamos para el regreso de la ciudad? Horarios escalonados de entrada de salida; distintas ubicaciones por sector que puedan abrir o cerrar, estamos pensando y trabajando ya con los comerciantes del Centro Histórico en particular para que puedan tener horarios distintos o días distintos de apertura, estamos trabajando con ellos para que sea por consenso. Repito, esto a partir de la semaforización y de las actividades que pueden irse abriendo que serán definidos en coordinación con los sectores privado público y social en las próximas semanas.

Protocolos de trabajo que garanticen medidas de salud pública. Es importante también en educación, porque sabemos que hay una preocupación muy importante de padres y madres de familia, de jóvenes. El Gobierno de México planteó que las actividades educativas regresaban hasta el semáforo verde. Y nosotros pensamos que en la ciudad esto pudiera llegar a cambiar el semáforo verde en realidad puede estar hasta agosto, si seguimos las medidas que se van definiendo en los distintos semáforos.

Entonces algo importante que quisiera resaltar es que hasta el 15 de junio estamos estimando que sigue el semáforo rojo y las actividades educativas no inician en junio. Y estamos esperando, de acuerdo al comportamiento de la hospitalización, que probablemente inicien hasta agosto.

Esto ha sido hablado ya con el secretario de Educación Pública del Gobierno de México y todo este trabajo lo hemos ido elaborando en coordinación también con el Gobierno de México.

Los protocolos de trabajo que garanticen medidas de salud pública los estamos trabajando con el Gobierno de México, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con el Instituto Mexicano del Seguro Social, con la Secretaría de Economía y con las particularidades de la Ciudad de México, particularmente las actividades que abren al principio el primero de junio, pues tienen que estar mucho más pronto los protocolos.

Repito, estamos hablando de construcción, estamos hablando de actividades que tienen que ver con algunas actividades del sector secundario, particularmente la producción de cerveza, que tiene que tener un protocolo muy estricto. Y otros esquemas de trabajo que minimicen riesgo de contacto y contagio en sectores de mayor riesgo. Todo esto va a ir acompañado de una campaña muy intensa de prevención y promoción de la salud.

Algo que reveló esta pandemia es la vulnerabilidad de nuestra población frente a esta enfermedad, la vulnerabilidad de las personas con diabetes, con presión alta, con algunas otras comorbilidades, condiciones, que nos hacen mucho más vulnerables a esta enfermedad y a otras. Y por eso una acción primordial del Gobierno tiene que ver con la atención y la prevención principalmente de este tipo de enfermedades.

Entonces estamos hablando de la prevención y promoción de la salud, al mismo tiempo con esta orientación de una mejor alimentación, de una vida mucho más saludable de la que está obviamente encargada nuestra secretaria de Salud, bajo la coordinación de la Secretaría de Salud. Al mismo tiempo una campaña educativa mucho más insistente de por qué hay que seguir manteniendo la Sana Distancia, la higiene personal y todas las acciones que eviten los contagios. Y al mismo tiempo la promoción y el fortalecimiento de opciones de vida sana como lo he mencionado.

Qué otras cosas estamos promoviendo. Nosotros iniciamos en el Gobierno con una aceleración de un Gobierno digital, pero ahora con mucha mayor razón tenemos que hacerlo, y está trabajando para ello la Agencia Digital de Innovación Pública y el objetivo es facilitarles la vida a las personas en su relación con el Gobierno, pero también eliminar filas y aglomeraciones.

Entonces ya vamos a presentar pronto este programa, durante los siguientes días vamos a seguir informando con mucho detalle de lo que contempla este plan. Pero una de las acciones más importantes tiene que ver con la digitalización del Gobierno y la relación que esto significa entre el Gobierno y la ciudadanía.

De igual manera, acciones de salud que tienen que ver con este último renglón que presentamos en el semáforo. Estamos hablando del cuidado máximo de personas vulnerables y para ello vamos a desarrollar a partir del semáforo anaranjado, un censo nominal de personas en toda la ciudad. Vamos a ir a tocar todas las casas de la Ciudad de México para poder hacer un reconocimiento de la salud de los habitantes. Obviamente esto, la contestación de las personas es totalmente voluntario, pero el objetivo es que tengamos un mayor conocimiento de qué personas tienen estas enfermedades y cómo podemos apoyarlas para poder mejorar su condición y poderlas atender en esta situación.

Al mismo tiempo un fortalecimiento del Sistema de Salud con la coordinación de todas las instituciones sanitarias, un esquema de atención coordinado de todas las instituciones y una ampliación de la atención en unidades de primer contacto.

Es decir, de los Centros de Salud que van a tener un papel fundamental en este proceso, estamos trabajando ya en la posibilidad de hacer una ampliación mayor de las pruebas que se realizan en la ciudad.

Obviamente las que son aprobadas por el COFEPRIS pero en un trabajo muy intenso para poder tener muestras representativas en la ciudad y poder conocer si se incrementa el número de contagios, no solamente de COVID-19 sino también de otras enfermedades de las que ahora se realiza este sistema Centinela, que se ha platicado en otras veces pero hoy lo ampliaríamos en un trabajo que estamos diseñando junto con los institutos nacionales de salud, la propia Universidad Autónoma de México, nuestras distintas secretarías, la coordinación de la Secretaría de Salud y para el tema estadístico de la ADIP y obviamente de la Secretaría de Bienestar para poder desarrollar, de SIBISO, para poder desarrollar este trabajo intensivo y obviamente lo que significa los mecanismos de seguimiento epidemiológico.

Estamos, este programa significa una coordinación permanente con el Estado de México, en particular con la política que significa el Valle de México, esto tiene que ser una política integral para la ciudad y para los 59 municipios del área conurbada.

Una política coordinada con el Gobierno de México, como lo hemos hecho hasta ahora, particularmente la Secretaría de Salud pero no solo, también en los protocolos con el IMSS, con la Secretaría del Trabajo, con la Secretaría de Economía, con la sociedad evidentemente este acercamiento que hemos tenido permanente pero que vamos a seguir teniendo y a fortalecerlo para los distintos protocolos con las cámaras empresariales, con las distintas organizaciones de comercio, con los sindicatos también, con organizaciones civiles que nos permitan difundir y al mismo tiempo hacernos responsables todos en esta nueva dinámica a la que entra la ciudad.

Un programa especial para el Centro Histórico, como lo decía, por lo que significa el Centro Histórico y el comercio en el Centro Histórico para la Ciudad de México.

Estamos ya trabajando, repito, en esta coordinación, en la elaboración y publicación de guías para la población; guías de distanciamiento y grupos de negocios, guía para el transporte público, protección en transporte y espacios públicos, escalonamiento de horas y días de trabajo, reporte de síntomas y casos positivos, la guía para cines, teatros y eventos religiosos, la guía para entender el semáforo epidemiológico.

Esto tiene que estarse diciendo todos los días para que todos estemos conscientes de la situación que estamos viviendo, la guía para acceder a apoyos sociales para la población vulnerable.

Nuevamente, la discusión y elaboración conjunta de los protocolos específicos, la publicación del semáforo epidemiológico todos los días, la modificación normativa para el comercio no formal en vía pública y también vamos a hacer protocolos muy importantes.

Hoy tenemos este acuerdo, que anunciamos ayer con distintas organizaciones de tianguis en la ciudad pero para todo el comercio no formal tenemos que tener también protocolos de operación y eso pues la tenemos que trabajar conjuntamente entre alcaldías, el Gobierno de la Ciudad y todas las organizaciones para que también paulatinamente, algunos de ellos siguen operando, pero cuando regresen los tianguis tiene que ser con un mecanismo distinto porque ya sabemos que lo más riesgoso es cuando hay mucha congregación de personas.

Así que este es el programa general, yo quiero decir primero que me siento muy orgullosa de la Ciudad de México. Es una gran ciudad y sobre todo es una gran ciudad por sus habitantes, aquí lo hemos dicho varias veces sin necesidad de multas, sin necesidad de toques de queda, sin necesidad de medidas autoritarias hemos logrado en democracia con la concientización, con la información y la educación, esta disminución de los contagios.

Y hacemos, o hago un reconocimiento a los habitantes de la ciudad y decirles que sabemos que estamos viviendo una situación difícil, no es algo que hayamos elegido. Es una pandemia que está prácticamente en todo el mundo, que estamos adaptándonos a esta nueva situación, que en esta situación tenemos que poner a la salud al frente pero al mismo tiempo las distintas actividades que permitan ir retomando nuestros ingresos, particularmente de la población que vive al día y en esto estamos pensando en el balance.

Estamos pensando en todo ello, en poder darle siempre una cama de hospital a aquella persona que se enferma gravemente, pero al mismo tiempo, que podamos ir retomando las actividades.

Y no solo se trata del ingreso, también significa la salud y el bienestar en términos generales que necesitamos en la ciudad. Tenemos que seguir siendo responsables, el Gobierno ha buscado estar en contacto con la ciudadanía, ser responsable en este momento, pero lo que más valoramos es esta responsabilidad ciudadana, que es ejemplo el que ha dado los habitantes de la Ciudad de México, así que por eso les damos las gracias.

Y decirles que vamos a seguir trabajando juntos, que esto es algo que tenemos que enfrentar juntos y que estamos abiertos siempre a la comunicación, al diálogo, al consenso; en un proceso muy difícil que está viviendo el mundo, y particularmente la ciudad, pero estoy convencida que vamos a salir adelante, como siempre ha salido la Ciudad de México y sus habitantes en estas situaciones difíciles.

Así que más pronto que tarde podremos regresar a nuestras actividades sin poner en riesgo nuestra salud, somos una ciudad que ha enfrentado retos, tragedias y que las ha enfrentado siempre desde la solidaridad, la responsabilidad y, sobre todo, la libertad, y este va a ser un ejemplo más que den los habitantes de la Ciudad de México.

Así que, con mucho orgullo de nuestra ciudad presentamos este programa, y decirles nuevamente que juntos vamos a salir adelante.